Qué esperar de tu cirujano

Qué esperar de tu cirujano

La Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) es consciente de las expectativas erróneas que se crean en torno a las intervenciones estéticas, es por ello que defiende el término ‘expectativas reales’ como criterio básico para llegar a un entendimiento previo entre cirujano y paciente. Es fundamental que valoren conjuntamente los resultados previstos para cada intervención.

Los pacientes deben tener en cuenta que, dependiendo de su anatomía, de su capacidad de cicatrización y de otros factores como el tabaquismo que influye en la calidad de la piel y de los tejidos, el resultado de las intervenciones puede variar. La SECPRE entiende como expectativas reales aquellas que tienen en cuenta la edad del paciente, sus hábitos de vida y las condiciones físicas individuales, incluso la proporción de las zonas a intervenir respecto a sus adyacentes.

Este último aspecto es muy importante y trataremos siempre de buscar los volúmenes adecuados y la mejor proporción entre ellos. Un ejemplo práctico es el caso de una paciente que precise de una reducción mamaria, en este caso habrá que tener en cuenta también la zona abdominal, para mantener la relación adecuada entre estos dos volúmenes y que la silueta quede compensada. Por ello es muy importante que el cirujano explique al paciente de una forma entendible y realista qué resultados puede obtener según su condición física.

La SECPRE ha realizado un decálogo que desde Clínica de San Pio hacemos también nuestro, y es que valora los puntos que hay que tener en cuenta en cada una de las intervenciones más demandadas en nuestro país, te los dejamos a continuación:

Aumento de mamas

Es la intervención más demandada a día de hoy en España. En este caso se requiere de una correcta exploración de la mama y una medición exhaustiva del pecho y el tórax, así como de la altura y el peso de la paciente, analizando posibles anomalías. Se recomienda el uso de técnicas 3D que permitan simular el resultado con diferentes tipos de implantes y volúmenes.

Liposucción

Es muy importante advertir al paciente sobre la posibilidad de tener que recurrir a una segunda intervención o a ciertos retoques tras una primera intervención. En algunos pacientes se recomienda incluso una primera pérdida de peso dada por una dieta y ejercicio, de esta manera las posibilidades de éxito se multiplican.

Blefaroplastia

En esta intervención se requiere un estudio detallado de la piel del párpado para valorar su elasticidad, su hidratación, el funcionamiento de los músculos auriculares y la posible existencia del síndrome de ojo seco en el paciente.

Rinoplastia

Los pacientes que solicitan una rinoplastia, a menudo caen en el error de pensar en prototipos de nariz que no guardan armonía con el resto de sus rasgos faciales o que resultan antinaturales por su anatomía general. El objetivo debería ser lograr un resultado natural y que guarde una concordancia con el resto de la cara, para lo cual es necesario llevar a cabo un estudio detallado de la estructura facial del paciente.

Abdominoplastia

Se recurre a la abdominoplastia por exceso de grasa o de piel. Antes de someterse a una intervención como esta, es conveniente saber que no sólo se realizará un estiramiento del abdomen sino que también será necesaria una disminución de los flancos para dar una unidad estética y lograr una figura armónica y una estructura mucho más conjuntada.

Reducción de mamas

Debe considerarse el cuerpo de la paciente, ya que se busca la proporción. Además hay que valorar el posible efecto nocivo del tabaco, ya que en pacientes fumadoras se pueden producir alteraciones como pequeñas necrosis o costras en la areola que dificulten la correcta cicatrización, ya que hay una alteración en los vasos sanguíneos pequeños que dificultan la circulación.

Mastopexia

Esta cirugía, que consiste en la elevación de los senos, requiere valorar la elasticidad y la textura de la piel del pecho advertir a la paciente de que los tejidos pueden haberse deteriorado si ha sido madre y ha dado el pecho. Por ello, es la intervención, junto con la liposucción que cuenta con una tasa más elevada de reintervención.

Otoplastia

Las expectativas reales se transmiten, por lo general, a los padres de los pacientes, ya que es una operación que suele realizarse en edad escolar. Asimismo, al igual que en el resto de intervenciones estéticas, es muy importante insistir al paciente para que respete el tiempo de reposo necesario tras la operación, de unas tres semanas, que es lo que tardan en cicatrizar los tejidos blandos.

Lifting facial

Es recomendable un riguroso análisis de los tres tercios faciales del rostro del paciente y sus proporciones. Además, es muy importante conocer por qué el paciente quiere someterse a un tipo de intervención de este tipo, si se trata de expectativas objetivas como corregir o mejorar un aspecto concreto de su tez o  si son cuestiones objetivas, por ejemplo, si quiere gustar más a su pareja.

Aumento de glúteos

El aumento de glúteos es una de las cirugías en la que más expectativas irreales se observan en la actualidad. Se recomienda evitar glúteos excesivos o poco naturales, por influencia de personalidades famosas y otros iconos sociales. En estos casos, recuerdan, no se les debería recomendar la intervención, pues los cirujanos tendrían que recurrir a técnicas poco ortodoxas y se excederían los volúmenes razonables.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.