Aumento de Mamas con Grasa Autóloga en Almería

Una operación de aumento de pecho se puede realizar con implantes de silicona o con tu propia grasa.

Existen distintas causas por las que una mujer desea un aumento de pecho. En las jóvenes lo más habitual sientan que el pecho sea proporcionalmente pequeño en comparación al resto de las dimensiones del cuerpo. En mujeres más maduras suele ser, que los pechos se hallan reducido o estén más flaccidos después del parto y del período de lactancia. Finalmente una asimetría mamaria también puede ser la causa de desear una corrección a través de un  aumento de pecho. Algunas mujeres desean después de muchos años de tener implantes de silicona, quizás por problemas de encapsulamiento que se retiren los implantes. Estas mujeres se interesan más y más por un aumento de pecho con su propia grasa. Independientemente de la causa, un aumento mamario con grasa autóloga puede ser una buena solución para estas mujeres, pero hay muchas situaciones, que hay que considerar antes de tomar una decisión.

Un aumento de pecho con grasa autóloga es una técnica relativamente nueva, que en los últimos años esta ganando aceptación conforme la técnica ha ido evolucionando.

El aumento de pecho con tu propia grasa tiene muchas diferencias con el aumento de pecho realizado por implantes. Lo primero que hay que tener claro es que no se obtiene un aumento tan grande como se puede obtenes con implantes. Normalmente se obtiene un aumento de entre 150 – 225 ml, cuando el aumento medio que se obtiene con implantes es de 325 ml. Probablemente serán necesarias 2 intervenciones, y la técnica resulta normalmente más cara que el aumento con implantes. También es necesario disponer de zonas donantes. Se suele utilizar grasa del abdomen, los flancos, las caderas y parte interna del muslo.

Si se aceptan estas limitaciones, hay muchas ventajas con esta técnica ya que los pechos quedan muy naturales y además esta la ventaja de la liposucción de distintas zonas del cuerpo.

El procedimiento consiste en realizar la primera transplantación de tu propia grasa a través de liposucción. A los 3 meses evaluamos el resultado. Conjuntamente decidimos si es necesaria otra operación. Una parte de la grasa que se transplanta en el pecho desaparecerá, y es individual en que proporción lo hará. Sólo después de 2-3 meses podremos considerar el resultado como estable.

El aumento de pecho con tu propia grasa se realiza de forma ambulatoria con anestesia general. Si lo desea se puede realizar con anestesia local y sedación. En ambos casos con el anestesista presente ya que nos tomamos en serio la seguridad en nuestras intervenciones.

Si tienes más de 35 años te recomendamos una mamografía que no debería ser una antigüedad mayor a 12 meses.