Image

Reducción de mamas

La reducción de areola o pexia periareolar es una reducción de la circunferencia de la areola, como efecto añadido se consigue una elevación del conjunto areola pezón.
Detalles:
  • Tiempo operatorio 2,5 - 3 horas
  • Anestesia general & local
  • Cirugía mayor ambulatoria
  • Sin drenajes, curas o vendajes
  • Estancia sala de reanimación 3 - 4 horas
  • Recuperación 2 - 3 días
  • Ejercicio a partir de 4 semanas
¿Qué incluye?
  • Preoperatorio
  • Intervención
  • Estancia en la sala de reanimación
  • Kit de banda y sujetadores postquirúrgicos
  • Kit antiestrías: aceites y Micropore 3M
  • Revisiones postoperatorias
  • Teléfono urgencias 24h.

La reducción de mamas o mamoplastia de reducción es un procedimiento quirúrgico para disminuir el tamaño de las mamas, mediante la extirpación de grasa, tejido mamario y piel, haciéndolas más pequeñas, ligeras y firmes. Además, puede reducir el tamaño de la areola. Las mujeres con mamas grandes pueden presentar algunos problemas debidos a este exceso de peso, como el dolor de espalda y de cuello, irritaciones de la piel debajo de la mama y problemas respiratorios.

La finalidad de la mamoplastia de reducción es proporcionar a la mujer unos pechos más pequeños y con una forma más proporcional al resto de su cuerpo.

  • Reducción vertical con cicatriz en piruleta, alrededor de la areola y vertical
  • Reducción en T invertida, cicatriz en piruleta más una pequeña en el surco submamario.
  • Reducción en ancla, como la anterior pero extendida con una cicatriz en el surco submamario más larga.

El tipo de reducción que se utiliza depende de muchos factores. Siempre se intenta utilizar el tipo que deje la cicatriz más pequeña y que permita un buen resultado.

La reducción de mamas se realiza generalmente para aliviar un problema físico, más que por motivos puramente estéticos.

Como requisito para la cirugía se pide que la mujer sea una persona sana y emocionalmente estable, capaz de comprender los resultados esperados tras la cirugía. Este procedimiento no está recomendado en mujeres que pretendan dar el pecho tras el embarazo.

Durante la primera consulta, se evaluará el tamaño y la forma de las mamas, la firmeza de la piel y su estado general de salud. Se realizará además una exploración de mamas y en algunos casos se solicitará un estudio mamográfico (mayores de 35 años). Se le explicarán las distintas técnicas quirúrgicas, se discutirá el tamaño y la forma que tendrán su mamas y las opciones o la combinación de procedimientos que sean mejor para usted.

Debe exponer sus expectativas de manera sincera y franca, para que el Dr. De San Pío sea también franco y le muestre las alternativas disponibles para su problema, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellas.


No olvide contar si es fumadora o toma alguna medicación o vitamina, el número de embarazos previos y si piensa volver a quedarse embarazada o dar de mamar. No dude en preguntar cualquier cuestión que se plantee, especialmente aquellas relacionadas con sus expectativas sobre los resultados.



La cirugía de reducción mamaria se realiza en un quirófano bajo anestesia general en el Hospital Mediterráneo dura entre 2,5 y 3 horas. No suele ser preciso el ingreso, dándose el alta a las 3-4 horas directamente desde reanimación. Si fuera necesario se puede quedar ingresada en el hospital. No solemos utilizar drenajes.

Existen diversas técnicas, pero generalmente realizo la reducción vertical con la técnica de E. Hall Findlay, con cicatrices reducidas (forma de piruleta). Para pechos muy grandes son necesarias las incisiones en forma de T invertida, colocándose alrededor de la areola, en una línea vertical hacia abajo desde la areola y en una línea horizontal en el surco que hay debajo de la mama.

A través de estas incisiones se extirpa el exceso de piel, grasa y tejido mamario y se recoloca la areola y el pezón en su nueva posición; en algunos casos se puede asociar liposucción lateral. En la mayoría de los casos la areola se mantiene unida a través de un pedículo ancho que permite mantener la sensibilidad normal o casi normal.

Para reducciones de mamas muy grandes (gigantomastia), puede ser necesario separar completamente la areola y situarla en su nueva posición, perdiendo la sensación (injerto).

Tras la cirugía se coloca un sujetador deportivo que se abre por delante.

No necesitará de curas, ya que la incisión queda protegida por un Micropore 3M, hasta la retirada de puntos a las 3 semanas.

Tras la cirugía de mamas es normal encontrarse algo cansada unos días, pero podrá hacer vida casi normal al salir del hospital, gracias a la anestesia local que utilizamos en la operación. Hay que realizar movimientos que comienzan en la sala de reanimación, así evitaremos la contractura de hombros, espalda y cuello que son los responsables del dolor postoperatorio. (video)

Es importante no hacer esfuerzos en las dos primeras semanas, equivalente a no levantar más de 2 Kg de peso y evitar las relaciones sexuales.

Tras una reducción mamaria podrá volver al trabajo sino realiza esfuerzos en una semana; y si realiza esfuerzos a partir de la 3º semana.

La cirugía de reducción mamaria es una técnica segura, siempre y cuando sea realizada por un cirujano plástico cualificado.

La reducción mamaria puede dejar cicatrices permanentes y visibles, aunque disimulables bajo el sujetador o el bikini. Los problemas de cicatrización son más frecuentes en fumadores. Algunos pacientes pueden experimentar una disminución parcial, y en ocasiones, total de la sensibilidad del pezón. La capacidad de dar el pecho también puede verse afectada (50%).

Como en cualquier operación siempre pueden existir complicaciones como un sangrado/ hematoma o una infección. No son frecuentes y se pueden resolver fácilmente.

 

PREGUNTAS FRECUENTES

 

Normalmente las suturas se colocan alrededor de la areola y en una línea vertical hacia abajo desde la areola. En algunas ocasiones, a lo largo del surco de debajo de la mama.

Tras la cirugía, mantendrá un esparadrapo de papel color piel (Micropore 3M) durante 6 meses, cambiándolo cada 3 semanas, y dejando dos días de descanso con cada puesta. La finalidad es que la cicatriz quede lo más fina posible.

Es muy importante evitar la exposición solar sobre todo durante el primer año para evitar que la cicatriz se ponga oscura, es decir, que se produzca una hiperpigmentación postinflamatoria.

Salir a correr aproximadamente a partir de las 4 semanas, pero aconsejamos retrasar la realización de deportes que impliquen el trabajo del tren superior durante un período de 5 – 6 semanas. Comenzando éstos de forma moderada y progresiva.

En Clínica de San Pío cada paciente recibirá un programa específico de recuperación que incluye distintos estiramientos, además de otras técnicas específicas.

No se recomienda el masaje del pecho, pero sí de los hombros y la espalda.

El resultado tardará aproximadamente 6 -12 meses en ser definitivo. En Clínica de San Pío tendrás revisiones periódicas durante ese primer año para asegurar los mejores resultados.

La capacidad de dar el pecho puede verse afectada en la mitad de los casos, dependiendo del tipo de reducción.

Solo un centro de cirugía de referencia, con amplio historial en esta actividad, como es el caso de Clínica de San Pío, puede asegurar la seguridad y calidad que se necesita para realizarse una cirugía de mamas en Almería.

En Clínica de San Pío en Almería proporcionamos un servicio integral que comienza desde la primera visita, consiguiendo que la experiencia vaya mucho más allá del propio cambio estético. Las operaciones de pecho son una de las intervenciones más solicitadas en nuestra clínica y por ello ofrecemos un servicio personalizado en cada caso.

En España se puede comprobar la formación de un cirujano plástico consultado en el Colegio de Médicos de su provincia y en la visita de la página web de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (SECPRE).

PIDE CITA GRATIS

1ª CONSULTA GRATIS
Entrada no válida
Entrada no válida
Entrada no válida
Entrada no válida
Entrada no válida