El aumento mamario, técnicamente conocido como mamoplastia de aumento, se puede realizar tanto con implantes mamarios como por lipotransferencia. El aumento mamario es un procedimiento quirúrgico para mejorar el tamaño y la forma del pecho de la mujer en diferentes situaciones, como: para mejorar la silueta de la mujer que piensa que sus pechos son demasiado pequeños; para corregir la disminución de volumen dle pecho que se produce tras algunos embarazos y para corregir una asimetría.

El aumento mamario tiene que ser armonico con el cuerpoEs posible aumentar el tamaño del pecho una o varias tallas mediante la introducción de una prótesis debajo de la mama. Si el pecho tiene una caída de más de dos centímetros es posible que sea necesario realizar una mastopexia de aumento; es decir, una recolocación del complejo areola-pezón al mismo tiempo que se realiza el aumento mamario.

El Dr. Jaime de San Pío Rodríguez -miembro del equipo Clinica de San Pío, con consulta en la Clínica Mediterráneo- da mucha importancia al resultado final para que sea armónico en relación con otras dimensiones del cuerpo. “Es necesario hablar con claridad a las pacientes e identificar el problema que se quiere solucionar. Acertar es muy sencillo”, asegura el doctor, especialista en Cirugía Plástica Reparadora y Estética.

Consulta y tratamiento

Durante la primera consulta, el cirujano plástico evaluará el tamaño y la forma de las mamas, la firmeza de la piel y su estado general de salud. Se realizará, además, una exploración de mamas y, en algunos casos, se solicitará un estudio mamográfico. A la paciente se le explicarán las distintas técnicas quirúrgicas y se discutirá el tamaño y la forma que tendrán sus mamas y las opciones o la combinación de procedimientos que sean mejor para la paciente.

El aumento mamario se realiza a través de una pequeña incisión que se coloca habitualmente en el pliegue submamario (4,5-5 c). El Dr. de San Pío Rodríguez prefiere esta vía ya que la cicatriz prácticamente no se ve y da un acceso que permite la colocación óptima del implante y no suele dañar la sensibilidad.

La intervención dura aproximadamente una hora y se aplica anestesia general. No se dejan derenajes posteriormente, y la paciente permanece en la clínica unas cinco horas tras la intervención por el periódo de reanimación y puede marcharse a casa una vez que el cirujano le indique la medicación que debe seguir. Durante las dos semanas posteriores debe tener una serie de cuidadados como reducir la movilidad y no coger más de un kilo de peso, pero puede realizar labores cotidianas (como ducharse) al día siguiente. Todos los puntos se reabsorben al cabo de unos días y tan sólo es necesario que el cirujano extraiga uno de los extremos entre las dos y tres semanas posteriores a la operación.

A las cuatro semanas, explica el Dr. de San Pío Rodríguez, se puede realizar ejercicio y tomar el sol con factores de protección muy elevados (50 y 100, se recomienda). 

 

 

 

 

Somos miembros de

Seguros Médicos

NUESTRA POLÍTICA

AVISO LEGAL Y PRIVACIDAD   |   COOKIES
© 2017 Todos los derechos reservados por Clínica de San Pio

DIRECCIÓN

Clínica de San Pio - Clínica de Cirugía Plástica y Estética
Paseo de Almería 81, 1º Izda 04001 Almería